10 errores comunes en francés

Dear Ms. Morrison,

 

Un falso mito que se ha creado en torno al francés es que como éste es bastante parecido al español, cometer fallos es mucho más difícil. Sin embargo, muchas veces ocurre justo todo lo contrario: al ser bastante similares, muchos tendemos a aplicar las mismas reglas gramaticales y estructurales al castellano y al francés, y hacemos traducciones literales de una lengua a otra. Por esta misma razón, hemos querido reunir en este post los 10 errores más comunes del francés. Así que apunta estos errores que no debes cometer si quieres hablar mejor francés y mejorarás tu expresión oral y escrita en francés. ¡Vamos allá!

1. Faire une question*.

Este error se oye muchísimo en las clases de francés. En su lugar, di poser une question (hacer una pregunta). Efectivamente, como hemos dicho,los hispanohablantes y todos los estudiantes de lenguas en general tendemos a traducir literalmente de nuestra lengua al francés, y éste es un claro ejemplo. Pero recuerda que, para los franceses, no se puede faire une question*, ya que no se fabrica una pregunta.

2. C’est moi qui a…*

Otra traducción literal del español. En francés, conjugaremos el verbo en la primera persona en este caso aunque haya un pronombre relativo. En lugar de c’est moi qui a gagné*, diremos c’est moi qui ai gagné (soy yo quien ha ganado), y de la misma manera también diremos c’est nous qui avons gagné (somos nosotros quienes hemos ganado), etc.

3. Il est/ C’est.

Sobre este error ya hablamos en nuestro blog en este post. Se trata de un error bastante común, pues en español usamos siempre ‘el/ella es’ o ‘ellos/ellas son’. Incluso los estudiantes de francés de niveles más avanzados lo cometen, y es una lástima, porque este fallo habitual del francés tiene fácil remedio. Recuerda que cuando utilices il est, ils sont, elle est o elles sont no hay que poner determinante detrás, mientras que c’est o ce sont pueden o no estar precedidos por un artículo determinado.

4. Je suis bien…*

De nuevo una traducción literal. Para preguntar “¿cómo estás?”, los franceses preguntan “¿cómo vas?”, utilizando el verbo ir en lugar de estar. Así que cuando te preguntan por ejemplo: comment ça va?, tu vas bien? o ça va? no contestes con bien, o je suis bien. Para esto hay que utilizar el verbo aller puesto que te están preguntando con aller: je vais bien, ça va bien o ça va.
Por el contrario, puedes utilizar je suis bien cuando hablas de estar en un lugar: ici, je suis bien, je me sens bien.

5. Espérer/Attendre.

En francés hay dos palabras que en español se traducen como “esperar”: espérer y attendre. El problema es que como espérer se parece más a nuestra palabra española “esperar”, vamos a tender a utilizarla siempre, y a decir, por ejemplo: je t’espère chez moi*. Pues bien, esto es incorrecto, ya que espérer indica tener esperanza, esperar con esperanza. Attendre es esperar en un lugar a alguien o algo, por lo que la manera correcta de decir la frase anterior sería je t’attends chez moi,  (te espero en mi casa) o ça fait dix minutes que je t’attends (hace diez minutos que te espero) y en el otro sentido podríamos decir j’espère que tu vas bien (espero que estés bien).

6. Equivocarse con ici, là, là-bas.

Antes, el significado de ici y eran algo diferentes, indicando un lugar algo más lejano que ici. Hoy, ici y significan prácticamente lo mismo y son casi sinónimos. Là-bas, sin embargo, significa un lugar más lejano que ici y . Así, por ejemplo, diríamos je vais partir en vacances au Portugal parce que j’ai des amis là-bas (voy a ir de vacaciones a Portugal porque tengo amigos allí), y no je vais partir en vacances au Portugal parce que j’ai des amis là*.

7. Baiser como verbo*.

Como ya explicamos en este post anterior, la palabra beso en francés se puede decir de tres maneras: baiser, bisou y bise. Se puede faire o donner un baiser, faire un bisou y faire la bise. Un baiser suele ser un beso en la boca, un bisou es un besito en la mejilla y faire la bise son dos besos en las mejillas para saludar. En todos estos casos estamos hablando de sustantivos. Sin embargo, la palabra baiser usada como verbo significa mantener relaciones sexuales y se usa de manera vulgar.

8. Con los adverbios de cantidad: un peu de la, du, des…*.

Como en español no tenemos partitivos, solemos hacernos un lío con ellos cuando intentamos usarlos en francés. Así, podemos decir, por ejemplo, j’ai beaucoup de la chance*. Esto no es correcto. Hay que recordar que con todos los adverbios de cantidad, después se debe poner de, nunca de la, du o des. Se dirá, entonces, j’ai beaucoup de chance, je veux un peu de thé, o j’ai acheté un kilo de pommes (tengo mucha suerte, quiero un poco de té, o he comprado un kilo de manzanas).

9. Dans le matin, dans le soir*.

Ni dans le matin, ni pour le matin, ni par le matin. Dejemos de traducir del español y eliminemos esa preposición que no pinta nada. No se dice dans le matin je fais du sport. Simplemente diremos, le matin, je fais du sport (por la mañana, hago deporte).
Para l’après-midi, se puede decir dans l’après-midi, y también podemos decir dans la matinée y dans la soirée, pero nunca dans le matin ni dans le soir.

10. Visiter*.

Seguimos con las traducciones literales. Tendemos a olvidar que visiter (visitar) tiene un ligero matiz en francés que no lo tiene en español. Si dices je visite mes amis, un francés tendrá la impresión de que vas a entrar en el cuerpo de tus amigos y les vas a visitar por dentro. Se puede visiter un musée, visiter une ville, pero no se puede visiter quelqu’un*. En este caso utilizaremos rendre visite, o simplemente aller voir. Por ejemplo: je rends visite à un ami, o je vais voir un ami (visito a un amigo o voy a ver a un amigo).

 


¿Te ha parecido interesante? ¿Cometías estos errores? ¿Crees que hay otros errores comunes que no hemos incluído? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

Pâques, la Pascua en Francia.

Pâques

 

La semana santa en Francia se celebra de forma muy diferente a como lo hacemos en España, pues la tradición y costumbres son muy diferentes. En España, la semana santa es muy religiosa y las procesiones, misas y actos marcan las vacaciones, lo sabemos, pero… ¿quieres saber como es en Francia?

Pues bien, en el país vecino, sólo es festivo el lunes de Pascua, Lundi de Pâques, y aunque se hagan celebraciones religiosas en diferentes iglesias, el símbolo de nuestros vecinos franceses para estas fechas son los huevos de pascua. Sí, ¡los huevos!

 

¿De dónde viene ésta tradición?

La tradición dicta que las campanas deben sonar cada día del año para invitar a los fieles a asistir a la misa. Pero en Francia pasa algo curioso estos días de Pascua. Desde el Jueves Santo al Sábado santo, las campanas dejan de tocar en señal de duelo. Hasta que no finaliza la vigilia pascual no tocan a Gloria para anunciar la alegría de la resurrección de Cristo, y el día de Pascua es un repique de campanas. Se dice que en el tiempo en el que están silenciosas aprovechan para ir a Roma para que las bendiga el Papa y a la vuelta vienen cargadas de huevos y chocolates de todo tipo para dar a los niños buenos, que dejan caer en todos los jardines de Francia. Cuando “les cloches sont passées” (las campanas han pasado) los niños corren al jardín en busca de los huevos escondidos. Si antes las campanas dejaban solo huevos, ahora dan chocolates de todo tipo: gallinas, conejos, monedas…

Los huevos de Pascua llenan todas las panaderías, chocolaterías y tiendas de toda Francia y la búsqueda de estos huevos de chocolate de todos los colores y tamaños escondidos en cualquier rincón de la casa o del jardín es la principal actividad de esta fiesta para los niños. Además, al día siguiente es festivo por lo que es la ocasión perfecta para reunir a la familia e irse de picnic y comer todos juntos.

Pero, ¿por qué huevos?

Antes, el ayuno era obligatorio durante la cuaresma. Por ello, se cocían huevos y se almacenaban, ya que éstos no se podían comer y había que hacer algo para no desperdiciar los huevos que ponían las gallinas en este tiempo. En Pascua, los estudiantes organizaban la “procesión de los huevos”; se reunían en parques y plazas y de allí partían hacia la iglesia. Durante el camino golpeaban las puertas de las casas para que las familias les regalaran huevos que iban recolectando y que posteriormente serían bendecidos por el párroco de la iglesia; la mayor parte de ellos se destinaban a los indigentes o a los enfermos de los hospitales.

Así, el huevo se asocia definitivamente a la Pascua a partir del siglo XII, más tarde, en el siglo XVIII, se tiene la idea de vaciar los huevos y de rellenarlos de chocolate, y es a partir del XIX que se comienzan a fabricar los huevos de chocolate en sí mismos tal y como los conocemos hoy, por supuesto gracias también a la llegada de la industrialización y la aparición de los moldes.

Como en muchos lugares del mundo, el huevo es muy representativo de la Semana Santa, que en Europa Occidental simboliza el comienzo de la vida (el huevo viene de la gallina y ésta del huevo, etc). En Francia los huevos no son solo para decorar y regalar durante la Pascua, también se usan en platos típicos como la quiche o las omelettes. En algunos pueblos franceses se hacen omelettes gigantescas en lunes de pascua (a veces de hasta 1000 huevos)  y ésta tradición, según cuenta la leyenda, empezó cuando Napoleón pidió que se hiciera una omelette para su ejército durante su estancia en el pueblo de Bessières.

 

¿Y por qué gallinas y conejos?

Lo primero tiene una explicación muy sencilla: son las gallinas las que ponen los huevos. La segunda es una tradición de origen germánico adaptada en Francia, dada la proximidad que tiene Francia con Alemania, y especialmente las regiones de Alsacia y Lorena. Este animal es el emblema de la diosa pagana de la fertilidad Ostara, y por ello son los conejos quienes esconden los huevos en los jardines Alemania. Los conejos y las liebres son muy fértiles y por ello también simbolizan la abundancia.

 


¿Te ha parecido interesante? ¿Conocías estas curiosidades? ¿Has pasado alguna vez la Pascua en Francia? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

La pronunciación de “plus”: ¿con o sin “s”?

5 expresiones (1)

¿Como pronunciamos plus?: ¿/ply/?, ¿/plys/?. ¿Con o sin “s”?. Ésta es una pregunta clásica, y la respuesta no es tan evidente como parecería. Por eso la gente comete tantos errores con esta palabra de cuatro letras. En Habla francés no podemos permitir eso, así que hoy nos hemos propuesto ayudarte para que nunca más pronuncies esta palabra de la manera equivocada. ¡Y es que decir o no la “s” puede cambiar el significado de la frase! Vamos a verlo.

Cuando plus significa “ya no”

Cuando plus tiene un sentido negativo, es decir, que significa “ya no” o “no…más”, no pronunciaremos la “s”. Éste es el caso más fácil y lo encontramos en las frases con la construcción “ne….plus“. Por ejemplo: Je ne veux plus de carottes (no quiero más zanahorias) o il n’y a plus de lait dans le frigo (ya no queda leche en el frigo). Aquí hay que tener cuidado, porque en el francés escrito siempre encontraremos el ne en la frase. Sin embargo, en el francés oral, es muy frecuente que se omita el ne: Mes enfants sont grands, ils vivent plus à la maison (mis hijos son mayores, ya no viven en casa). En estos casos, el contexto es muy importante.

Cuando plus significa “más”

Aquí se complica la cosa. En este caso, seguimos las reglas de la liaison. Por ejemplo, en el caso: J’aime plus les chats que les chiens (me gustan más los gatos que los perros), pronunciaremos la “s”. Sin embargo, en: Il a les yeux plus gros que le ventre (frase hecha que se traduciría al español como “come más por los ojos que por la boca”) no se pronunciaría. Como puedes ver aquí claramente, a veces se pronuncia la “s” y a veces no. ¡Menuda locura!

El que se pronuncie o no básicamente depende de dos cosas: qué va detrás de plus y con qué letra comienza. Para la mayoría de los casos, cuando a plus le sigue un adverbio o un adjetivo, si hay una consonante después de plus (plus petit, plus gros) no se pronuncia la “s”. Por el contrario, si hay una vocal después de plus (plus amical, plus élégant) se hace la liaison y la “s” se pronuncia de manera sonora /z/. Para el resto de casos, si va seguido de un nombre o un verbo, pronunciaríamos la “s”: J’ai plus de travail que toi (tengo más trabajo que tú) o Marc sort plus que moi (Marc sale más que yo).

En las expresiones matemáticas, siempre se pronuncia la “s” de plus: Deux plus deux font quatre (dos más dos son cuatro).

Plu no es plus

¡Cuidado con esta trampa! Plu es el participio pasado del verbo pleuvoir o de plaire. Por ejemplo: Il a plu toute la nuit (ha llovido toda la noche). Ce film a beaucoup plu à mon père (esa película le gustó mucho a mi padre). Esta palabra llevará la “s” cuando haga la concordancia en el passé composé , por ejemplo: Les plats de grande qualité et la décoration nous ont beaucoup plus (los platos de gran calidad y la decoración nos han gustado mucho). En este caso, no se pronunciaría la “s”.


¡Y eso es todo! ¿Conocías estas reglas? ¿Tienes alguna pregunta? ¡Compártelo en los comentarios! Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

Carnaval en Francia

nail-arte

 

Febrero significa Carnaval. Es el mes de la fiesta, la música, el colorido y la alegría que se adueñan de las calles y de las que las transitan. Pero no todo es Venecia, Brasil, Cádiz y Tenerife, los carnavales son una fiesta muy popular en el mundo, y por supuesto, también en Francia.

Los carnavales de Francia se celebran en todo el hexágono y en los territorios de ultramar, e incluso en algunos lugares se han transformado en una fiesta de gran envergadura digna de ser mencionada y, por supuesto, visitada. En el post de hoy vamos a mostrarte algunas de las más representativas, para que puedas decidir tu destino del año que viene ;). ¿Estás listo?

El carnaval de Niza

carnaval_nice_corso_illumine

Este año se celebra del 11 al 25 de febrero. Es unos de los más conocidos y está considerado uno de los más grandes y espectaculares del mundo. Durante 15 días las calles de Niza se llenan de color y música en compañía de marionetas gigantes, cabezudos trajes sorprendentes de plumas, lentejuelas y strass, acróbatas, elaborados maquillajes y desfiles de grandiosas carrozas alegóricas cada año a distintas partes del mundo y épocas actuales o pasadas. Como principales atracciones de este carnaval se encuentran el Corso carnavalesco o desfile de carrozas y la Batalla de Flores, sin olvidar los fuegos de artificio de clausura.

El carnaval de Limoux

carnaval_de_limoux_costumes

El carnaval de Limoux es famoso por ser el más largo del mundo, ya que se celebra desde el 28 de enero hasta el 2 de abril, todos los sábados y domingos. Destaca el día del Mardi Gras, en donde se hace una gran celebración en la Place de la Republique de la ciudad, donde se realiza una especie de danza con música tradicional, que tradicionalmente ha pasado de padres a hijos desde hace 400 años. Entre los participantes están: el Pierrot, típico de Carnaval de Limoux, el goudil, y el dominó. Un domingo se dedica a la salida de todas las bandas que rinden homenaje a un músico y su instrumento. El Rey del Carnaval es recibido el primer domingo de las fiestas por los molineros con una gorra, una blusa y pantalón blanco, un pañuelo rojo, zapatos de madera y un látigo en la mano.

El carnaval de Dunkerque

sg107557

De todos los carnavales de Francia, el de Dunkerke es uno de los más famosos y animados, y sobre todo se distingue del de Niza por ser más popular. Aunque se conocen sus orígenes a ciencia cierta, se cree que las celebraciones del carnaval de Dunkerque provienen de la fusión de una fiesta pagana con la conmemoración de la partida de los pescadores de este puerto hacia Islandia. El carnaval se celebra durante seis semanas y hacia la mitad se celebran las “Trois Joyeuses”, cuatro días seguidos de fiesta. Entre sus tradiciones se incluyen el lanzamiento de arenques y lubinas y los cantos de marineros y músicos vestidos con impermeables amarillos como los de los pescadores de bacalao. Además de gigantes (llamados “reuze”), en las calles puedes ver personajes típicos de este carnaval como los “intrigueurs” y “figuemen”, que asustan a los viandantes con su caña de pescar, de la que cuelga un trozo de pescado ahumado o de queso. La gente suele llevar coloridos paraguas como complemento: cuentan que la gente de la ciudad empezó a usarlos para mofarse de los campesinos que acudían con ellos a la fiesta y esta costumbre pervive hasta hoy.

El carnaval de París

826px-rex2007boeufgrasstchas

También uno de los más visitados por realizarse en la capital. El Carnaval de París es un evento festivo y de convivencia que se está volviendo cada vez más popular desde su renacimiento en 1997. Se celebra cada año dos días antes del Martes de Carnaval. En esta fiesta, los carnavaleros se disfrazan para acompañar al desfile de la Promenade du Bœuf Gras, detrás de las mascotas Pat el Clown y la vaca Pimprenelle. Hay coloridas carrozas, marionetas gigantes, bandas y batucadas.

El carnaval de Annecy

annecy_carnaval_13337451633

A la ciudad de Annecy se la conoce como “Venecia de los Alpes”, y no en vano organiza desde hace 20 años un carnaval veneciano de dos días y medio en el que los ciudadanos,  ocultos por máscaras de estilo veneciano, desfilan por las calles del casco antiguo de la ciudad. Sin duda una imagen mágica y clásica del carnaval.

El carnaval de Guyana

cayenne_place_de_lesplanade_durant_le_carnaval

Este año tiene lugar del 15 enero al 1 de marzo. El Carnaval de Guayana es uno de los momentos fuertes de expresión identitaria de la región. Recuerda la historia de la Guayana, un gran mosaico de pueblos (amerindios, negros cimarrones, criollos, hmongs, brasileños, chinos…). Máscaras, disfraces, cantos e instrumentos de música expresan la identidad cultural de cada comparsa. Además, todos los sábados por la noche, los “salones de baile” son invadidos por los “touloulous”, unos jinetes totalmente disfrazados que dirigen el baile hasta el amanecer. Después recuperan la fuerza con la degustación de la “blaff” tradicional: un caldo de pescado o camarones criollo. Cada domingo, la ciudad se llena de color y de un ambiente festivo durante las grandes desfiles populares.

El carnaval de Martinica

descarga

El Carnaval de Martinica nació del encuentro de las culturas europeas y africanas y se caracteriza por la espontaneidad creadora esencialmente popular. Hoy en día, el carnaval es dirigido por su majestad Vaval, un modelo gigante que pasea por la ciudad en un carro. Simboliza una ceremonia que honra a los dioses del inframundo. Cada año Vaval se crea sobre la base de un tema relacionado con un hecho político o social. Se realizan desfiles con música y coloridas carrozas por las calles del Fort-de-France, y de toda Martinica. Destacan trajes tradicionales como bwabwas (títeres de madera), gwo negros Siwo (con jarabe de caña) travestis o Macoumè Red Devils (inspirados en máscaras de África). Se celebran diferentes eventos según el día: el lunes los hombres son mujeres y las mujeres son hombres (matrimonios burlescos). El martes, todos vestidos de rojo y negro de Diablos Rojos). El miércoles, todo el mundo en blanco y negro (muerte del rey Vaval).

El carnaval de Guadalupe

guadeloupe_winter_carnival_pointe-a-pitre_parade-_a_young_woman_performer_wearing_traditional_carnival_outfit_waist_up_outdoor_portrait-3

Las festividades comienzan el domingo después de la Epifanía y todo el mundo participa. Los “carnavaleros” inhundan las calles con sus coloridas carrozas y sus disfraces de miles de colores, pedrería y lentejuelas. Los músicos improvisan con los instrumentos y se realizan multitud de concursos para mostrar los mejores disfraces y mejores grupos. Además, se elije al Rey y la Reina del Carnaval. El Miércoles de Ceniza marca el último día de Carnaval. Es el día en el que Vaval, el Rey del Carnaval, se quema.

 


¡Y eso es todo! ¿Los conocías todos? ¿Cuál te ha llamado más la atención para visitar? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!
Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

5 expresiones que te harán pasar por un francés

5-expresiones

Sí, lo sabemos: el francés no es fácil. Tiene un montón de conjugaciones, palabras que se pronuncian igual pero significan una cosa diferente, una pronunciación muy distinta del español y ¿qué me dices de los números? ¿Por qué no pueden usar números normales y dejarse de sumar y multiplicar para decir quatre-vingts, quatre-vingt-dix?
En Habla francés queremos ayudarte a hablar como un francés de verdad sin mucha dificultad, y para ello te vamos a enseñar algunas frases que se usan en el francés cotidiano y que probablemente oirías en conversaciones en Francia, por la calle o con amigos. ¡Vamos allá!

  1. Quoi de neuf?: Significa “¿qué hay de nuevo?” Es casual y amigable y se utiliza al saludar. Puedes contestar con un simple pas grand-chose (no gran cosa, poca cosa) o un rien de spécial (nada especial). También puedes contestar en tono humorístico con un: Je viens de sauver le monde! (¡acabo de salvar al mundo!) o, incluso, con los dos: Pas grand-chose, je viens de sauver le monde.
  2. Pas de souci: Significa “no hay problema” y se utiliza para decir que algo no te importa o no te molesta. Tiene otros sinónimos como pas de problème, aucun problème (ningún problema), o incluso ça marche (ok, claro). También puedes utilizar la versión larga Il n’y a pas de souci o como se utiliza comunmente, Y’a pas de souci. Y en este contexto, también puedes escuchar:
  3. T’inquiète!: Significa “no te preocupes”. Viene del imperativo del verbo s’inquièter (preocuparse). Esta expresión puede parecer extraña porque parece decir lo contrario a lo que expresa. Es una negación disfrazada de afirmación. En efecto, la negación se construye en francés con la estructura ne…pas, por ejemplo: Je ne comprends pas (no comprendo), y en la lengua oral la mayoría de la gente obvia el ne, dando lugar a: Je comprends pas. Bueno, pues aquí incluso se deja de lado el pas. Y así es como Ne t’inquiète pas se convierte en t’inquiète pas y éste en t’inquiète. Curioso, ¿no? Pues lo es todavía más como se expresa en lenguaje SMS: TKT.
  4. Comme d’habitude: Significa “como de costumbre” o “como siempre” y si sigues nuestro blog, te sonará al título de una canción de uno de nuestros 10 iconos de la música francesa. Pero además de una canción, es una expresión muy utilizada en el día a día, y a menudo acortada en Comme d’hab. Un ejemplo del uso de esta expresión sería: Le dimanche, je fais comme d’habitude: un bon film et une pizza avec ma copine. (El domingo, hago como de costumbre: una buena película y una pizza con mi novia).
  5. À la bonne franquette: Una expresión muy francesa. De hecho es todo lo contrario a la expresión À la française. Por ejemplo, des jardins à la française (jardines a la francesa) son jardines geométricos, refinados y magníficos; mientras que un déjeuner à la bonne franquette (una comida sin muchas ceremonias) podría ser algo tan sencillo como una baguette, un poco de queso y un salchichón con los amigos en el campo. Es una expresión para indicar algo sin muchas pretensiones, sin mucha organización ni código de vestimenta. También puedes utilizar sinónimos como sans prétention, sans chi-chi, tranquille o normal.

 


¡Y eso es todo! ¿Y tú? ¿Conocías estas expresiones? ¿Se te ocurre alguna más que sea típicamente francesa? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!.

Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

10 iconos de la música francesa

 

10-iconos-de-la

Como ya hemos avanzado con anterioridad en anteriores posts, como 10 películas para mejorar tu francés o 10 libros para aprender francés, Francia nos ha dado grandes aportes a la cultura, y no podíamos dejar de mencionar la música. La chanson française es uno de los grandes símbolos del país galo, y se ha ido expandiendo por todas partes del mundo a través del cine, la radio y la televisión. Y es que, ¿quién no a tarareado alguna vez la música de “La vie en rose” de ese conocido anuncio de perfumes? Édith Piaf se convirtió en todo un símbolo del país por su inolvidable voz, rasgada y personalísima, y de sus canciones se han hecho cientos de versiones, una de las más conocidas la del inmortal Louis Armstrong.

Como no nos cansamos de decir en Habla Francés, hay mil maneras de aprender francés, y sí, una de ellas es a través de la música. Así que aquí te dejamos una lista de los más grandes iconos de la música francesa para que empieces a descubrirlos y puedas aprender francés a través de los clásicos. Seguro que ellos también te pueden enseñar algo 🙂

 

Édith Piaf

La vida de esta cantante francesa estuvo marcada por la desdicha desde su más tierna infancia, lo que ejerció una influencia decisiva sobre su estilo interpretativo, lírico y desgarrado al mismo tiempo. Su aspecto desvalido y su voz le valió el nombre por el que es universalmente conocida: Piaf («gorrión»). Entre las muchas canciones que popularizó cabe destacar Mon légionnaire, Je ne regrette rien, La vie en rose, Les amants de Paris, Hymne a l’amour, Mon dieu y Milord. Aquí te dejamos con una de ellas.

 

Charles Aznavour

Cantante, compositor y actor francés de origen armenio, considerado en todo el mundo como «el embajador de la canción francesa» sigue aún en activo a los 92 años de edad, y es uno de los cantantes franceses más populares (a nivel nacional e internacional) y de carrera más extensa en la historia de la música universal. Entre sus éxitos se encuentran La Bohème, Que c’est triste Venise, Tous les visages de l’amour y Emmenez-moi.

Françoise Hardy

Esta cantante, compositora, modelo y actriz francesa de voz suave e inclinación sentimental es una de las grandes divas de la historia del pop francés. A diferencia de otras cantantes francesas de su época, fue la principal protagonista de sus discos al componer casi todas sus interpretaciones y aportar ideas en la producción y arreglos. Sus mayores éxitos son Tous les garçons et les filles, Le premier bonheur du jour, L’amitié, Mon amie la rose y Message Personnel.

Claude François

Apodado Cloclo, fue un cantante de música pop y compositor francés muy popular en la década de los 60 y 70, hasta que un desafortunado accidente en la ducha acabo con su vida y su carrera músical a los 39 años. Es recordado por canciones como Comme d’habitude, Le Téléphone Pleure, Le lundi au soleil, Magnolias for Ever, y Alexandrie Alexandra, entre otras.

Dalida

Dalida fue una cantante y actriz de nacionalidad francesa y origen italiano que nació en Egipto. Fue la primera mujer en recibir un disco de diamante por las copias vendidas durante su carrera. Víctima de una depresión, murió a los 54 como consecuencia de una sobredosis de somníferos. Entre sus éxitos más conocidos se listan Bambino, Ciao Amore Ciao, Je Suis Malade, Darla Dirladada, Gigi l’amoroso, Paroles, Il Venait D’avoir 18 Ans, J’attendrai, Le Lambeth Walk, Avec Le Temps, Salma Ya Salama o Soleil, Soleil.

Serge Gainsbourg

Serge Gainsbourg, cuyo nombre real era Lucien Ginsburg, destacó en numerosos registros: músico, cantante, autor y compositor, actor y director de cine. Rebelde y provocador, desaliñado y prepotente, sedujo a las más hermosas mujeres y compuso inolvidables canciones. Entre ellas la archiconocida Je t’aime…moi non plus, Bonnie and Clyde, Histoire de Melody Nelson y Aux armes et caetera.

France Gall

Popular cantante, actriz y modelo francesa, representó a Luxemburgo en 1965 de la mano de Serge Gainsbourg y se llevó el primer premio de Eurovisión con 17 años de edad, cantando la canción Poupée de cire, poupée de son de ritmos yeyé. Su relación musical con Gainsbourg termina con la canción Les sucettes, cuando ésta se dio cuenta del doble sentido sexual de la letra que compuso Serge. Otras canciones conocidas de esta artista son Ella, elle l’a, Laisse tomber les filles o Sacré Charlemagne.

Yves Montand

Actor y cantante italo-francés, fue descubierto por Édith Piaf, quien lo hizo miembro de su compañía artística, convirtiéndose en su mentora y amante. Fue reconocido internacionalmente por actuar en numerosas películas europeas y estadounidenses, así como en Broadway, y tuvo varios amores ampliamente publicitados, principalmente con Marilyn Monroe, con quien realizó una de las últimas películas de la actriz americana, Let’s Make Love. Entre sus canciones más conocidas destacan Les feuilles mortes, C’est si bon, y À bicyclette. 

Georges Brassens

Fue un cantautor francés, exponente relevante tanto de la chanson française como de la trova anarquista del siglo XX. Alcanzó la fama gracias a las melodías de sus canciones, sencillas y elegantes; y a sus letras, variadas y elaboradas. Se le considera uno de los mejores poetas franceses de la posguerra y ganó el premio nacional de poesía. También puso música a poemas de muchos otros escritores, como Louis Aragon, Victor Hugo, Jean Richepin o François Villon. Ha sido versionado por cantantes tanto nacionales como internacionales, entre los que destacan Paco Ibáñez, Joan M. Serrat y Javier Krahe. Sus canciones más destacadas son: La mauvaise réputation, Les copains d’abord, Marinette, Le gorille, Fernande y Chanson pour l’auvergnat.

Charles Trenet

Compositor y cantante francés llamado por algunos “el padre de la canción francesa”. Su canción más famosa La mer, es quizás aún más conocida gracias a sus versiones en otros idiomas, contándose más de 400 de estas. En inglés fue traducida como Beyond the Sea, y fue un éxito en la voz de Bobby Darin. Otros éxitos de Trenet son: La romance de Paris, Y’a de la joie y Douce France.

 


¡Y eso es todo! Aunque la lista sigue y sigue, nombrarlos a todos sería imposible. ¿Y tú? ¿Conocías a estos artistas? ¿Se te ocurre alguno más? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!.

Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

El misterioso uso de “quoi”

1dd4d9c40242a11af5ccc9affcdd3799

Seguro que alguna vez, escuchando a algún francófono, te has preguntado: ¿por qué está esta persona añadiendo “quoi” aleatoriamente en esta frase? ¿Por qué no usa “que”? C’est du n’importe quoi! Pues bien, todo tiene una explicación, y como ya hicimos con la palabra “allez” aquí, hoy te enseñamos como usar “quoi” en tu vocabulario del día a día. ¡Presta atención!

1. La mayoría del tiempo “quoi” significa “que”.

Quoi es un pronombre que significa “que” cuando hay una preposición delante como por ejemplo “avec”. Cuando no hay preposición se usa “que”.  Es decir, que para nuestro “que” español los franceses hacen distinción entre “que” y “quoi” y esto va a depender del verbo que utilicen. Lo sé, es un lío, lo siento. Con la práctica se consigue.

Por ejemplo, para preguntar “¿qué quieres?” un francés diría: que veux-tu? (Qu’est-ce que tu veux?) y para decir “¿en qué piensas?” al tener preposición utilizaríamos “quoi”:  à quoi penses-tu? Recuerda que la preposición va delante de la pregunta, como en español, y no detrás, como en inglés: ¿con qué puedo ponerme esto? Avec quoi puis-je porter ça?.

Por otro lado, las preguntas en francés deberían empezar con un pronombre. Sin embargo, en el oral a menudo se tiende a poner el “quoi” en el final de la frase. Por ejemplo, el ejemplo que vimos antes: que veux-tu? se transformaría en el francés oral a “tu veux quoi?” y à quoi penses-tu? en “tu penses à quoi?”. Aunque muy usado (y te aconsejo usarlo con amigos o familia franceses), es técnicamente incorrecto, así que no lo uses en e-mails profesionales o exámenes.

Además, “quoi” no se usa sólo en preguntas, también puede introducir un sujeto, un verbo o una oración de relativo en una frase afirmativa. Por ejemplo en la frase : “no sé lo que quieres” diríamos: je ne sais pas de quoi tu as envie.

Por último, tenemos que destacar el uso de “ou quoi?” al final de una frase. Su significado sería el mismo que en español “o qué?”. Por ejemplo, la frase: “te das prisa o qué?” se traduciría por: tu te dépêches ou quoi?. Se puede incluso reemplazar por “ou bien?“: tu te dépêches ou bien? Pero este se usa menos y está un poco pasado de moda.

2. “Quoi” usado sólo.

En este sentido el significado se traduciría como nuestro: “Qué?”. Se usa para expresar sorpresa, falta de información o malentendido. Veamos un ejemplo: “No me gusta la nutela. ¿Qué? ¡¿No te gusta la Nutela?!”. Je n’aime pas la Nutella. Quoi? Tu n’aimes pas la Nutella?!
También, al igual que en español, se usa si quieres que un interlocutor te de más información sobre un tema del que estáis hablando. Por ejemplo: “¿Sabes qué me gusta de esta película? ¿Qué?”. Tu sais ce que j’aime de ce film? Quoi?. O si no entendiste lo que dijo: “¿Qué?” Quoi? (Qu’est-ce que tu as dit?). Aquí también puedes decir, si quieres parecer más educado, otras expresiones del tipo: “¿Perdón?” Excusez-moi? Pardon?. Pero no te preocupes por usar “quoi”, ya que es la manera más usada.

3. “Quoi” como relleno.

Éste es el más interesante. Si has estado frecuentando a franceses seguramente habrás oído alguna vez la palabra “quoi” metida de manera aparentemente aleatoria en alguna frase. Es algo que los ingleses hacen con “you know” y es muy usado en el oral. Básicamente se utiliza para ver si tu interlocutor entiende lo que estás diciendo, o para reformular lo que se acaba de decir. Se podría traducir en estos casos como “¿sabes?” o incluso “básicamente” o “vaya”. Veamos esto con unos ejemplos: “He leído a Victor Hugo, Émile Zola, Maupassant, Molière…los clásicos, vaya”. J’ai lu du Victor Hugo, Emile Zola, Maupassant, Molière….les classiques, quoi. Te ayudará a sonar más francés, pero intenta no abusar de esta coletilla. Puedes usar también en este sentido y para variar: tu vois?, en fait o en gros.

4. “Quoi” en expresiones francesas.

En efecto, existen algunas expresiones francesas en las que aparece quoi, por ejemplo:

  • Un je-ne-sais quoi (Un nosequé): “Tenía ese nosequé que me gustó enseguida”. Il avait ce je-ne-sais-quoi qui m’a tout de suite plu.
  • Il n’y a pas de quoi. (No hay de qué) “- Gracias. – No hay de qué.”– Merci. – Il n’y a pas de quoi.
  • N’importe quoi. Esta frase significa literalmente “no importa qué” en el sentido de “cualquier cosa” pero también, detrás de una frase que no tiene sentido o que no te crees viene a significar algo así como: “no tiene sentido!” o “sí, claro…”. Por ejemplo: “¿Sabías que Francia y Brasil casi entran en guerra por unas langostas?” Tu savais que la France et le Bresil ont faille se faire la guerre pour des langoustes? N’importe quoi! También se utiliza para expresar que se hace algo sin sentido, aleatoriamente: Quand je cuisine je fais n’importe quoi. También un conocido cómico francés, Rémi Gaillard, utiliza esta expresión en sus vídeos: C’est en faisant n’importe quoi qu’on devient n’importe qui. Que viene a significar que haciendo cualquier cosa te conviertes en un cualquiera, o que haciendo cosas comunes y aleatorias te conviertes en una persona común y aleatoria.

Y para terminar, os dejamos con un clásico que ilustra uno de los usos de “quoi” que hemos visto. ¿Sabrías decir cuál?


¡Y eso es todo! ¿Y tú? ¿Sabías como usar “quoi” en francés? ¡Cuéntanos en los comentarios alguna anécdota en la que oíste o usaste “quoi” en Francia!.

Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

10 películas para mejorar tu francés

film-1155439_960_720

Ver películas es una de las formas más divertidas y eficaces de aprender una lengua. Ver películas en francés te ayudará a perfeccionar tus competencias en este idioma, especialmente la pronunciación, la entonación y el vocabulario y además, puedes aprender nuevas expresiones y frases hechas que no conocías.

Así que, si ya tienes algunos conocimientos básicos previos de francés y un gran espíritu autodidacta, te recomendamos que elijas una de las siguientes películas y que pongas el idioma y los subtítulos en francés (si acabas de empezar, puedes poner los subtítulos en español y pasar a francés cuando lleves un tiempo). Raciona el visionado de las películas (puedes ver cada día 30 o 45 minutos) y apunta y busca en el diccionario las palabras que no comprendas. Después, revisa el significado de esas palabras y practica la pronunciación imitando a los actores. ¡Es divertido!

También podría serte útil elegir una película que ya hayas visto para no perderte el argumento, e ir quitando de manera progresiva los subtítulos a medida que te vayas sintiendo cómodo.

¡Comenzamos!

NIVEL PRINCIPIANTE

El Principito (Le Petit Prince) (2015) Esta película de animación es una adaptación libre de la novela de Saint-Exupéry, que toma elementos del cuento para crear una historia original de una niña que tiene que lidiar con una madre obsesiva que quiere que su hija crezca muy rápido. Se trata de una buena película para principiantes ya que tiene un vocabulario sencillo y un registro lingüístico estándar.

Los chicos del coro (Les choristes) (2004) Esta película es ya un clásico del cine francés recomendado para todos los públicos. Sobre todo para aquellos que quieran aprender este idioma. Encontramos en ella diversidad de acentos, una pronunciación exquisita y una historia para el recuerdo. Pero principalmente, son sus canciones las que te harán aprender mejor y  enamorarte de los pobres niños del internado y de su profesor, Mathieu.¡No podrás dejar de cantarlas!

Al final de la escapada (À bout de souffle) (1960) Se trata de una película en la que Michel Poiccard, ex-figurante de cine admirador de Bogart, tras robar un coche mata fortuitamente a un motorista de la policía. Va a París para buscar a Patricia, una joven burguesa americana, que aspira a ser escritora y vende el New York Herald Tribune por los Campos Elíseos y huir a Roma. Esta quizá sea un poquito más difícil para un nivel principiante por algunos diálogos de la película, pero ¿qué mejor manera que aprender francés al mismo tiempo que la bella Jean Seberg?. Quizá al final de la película puedas descubrir Questce que c’est dégueulasse?

 

NIVEL INTERMEDIO

Astérix y Obélix contra César (Astérix et Obélix contre César) (1999) Esta película fue la primera adaptación al cine con actores reales de la serie de historietas Astérix el Galo de Albert Uderzo y René Goscinny. No es una gran película,  pero el hecho de contar con todo un plantel de actores franceses y con un guion y líneas de diálogo bastante sencillas a la vez de juegos de palabras sencillos en clave de humor hace de ella una buena película para aprender francés.

Intocable (Intouchables) (2011) La película narra la relación entre dos personajes totalmente opuestos y procedentes de entornos diferentes que se convierten en empleado y empleador. Poco a poco, su relación se va convirtiendo en la amistad de dos personas que se ayudan mutuamente a enfrentar y superar las dificultades de sus respectivos mundos. De esta película destacamos la gran variedad de acentos, de registros y terminología presentes a lo largo del filme.

Una casa de locos (L’auberge espagnole) (2002) En esta divertida película, un estudiante francés de económicas, decide pasar un año en Barcelona para aprender español. Se instala en una casa donde convive con otros siete estudiantes europeos: un italiano, una inglesa, un danés, un belga, un alemán y una española. Todos son Erasmus. Sin duda con esta película no sólo aprenderás francés, sino que además podrás poner en práctica tus otros idiomas.

 

NIVEL AVANZADO

Amelie (Amélie) (2001) ¡No podía faltar en nuestra lista! Se trata de un filme de tintes surrealistas con acentos de todo tipo, intrincadas conversaciones, vocabulario variado, y cambios de registro. El frenético ritmo de alguna de sus escenas, así como las palabras empleadas en determinados diálogos, hacen recomendable esta película sólo para  estudiantes  avanzados.

La cena de los idiotas (Le dîner des cons) (1998) Otro clásico del cine francés con un argumento muy pintoresco: Pierre Brochant y sus amigos celebran cada miércoles el día de los idiotas: cada uno debe llevar consigo al invitado más esperpéntico. El ganador será quien lleve a la cena al más idiota. Con esta película podrás profundizar en el aspecto más irónico y sarcástico de este idioma.

El nombre (Le prénom) (2012) Esta película es la adaptación cinematográfica de la obra de teatro homónima, escrita por los mismos autores.Se trata de una cena de familiares y amigos en la que una pregunta sobre  un nombre para el niño que uno de ellos espera sume a la familia en un caos. Esta divertida e inteligente comedia te ayudará a mejorar tu francés a través de sus debates y discursos argumentativos.

Bienvenidos al norte (Bienvenue chez les ch’tis) (2008) La película es una comedia que cuenta las aventuras de Philippe Abrams, director de una oficina de correos en el sur de Francia, quien, como medida disciplinaria, es enviado por dos años a Bergues, en la región de Norte-Paso de Calais, un lugar, para el protagonista, frío y extraño. En esta película podrás aprender más sobre las diferencias culturales en la propria Francia según la región, sobre los diferentes acentos y especialmente sobre el  ch’ti o ch’timi, un dialecto del picardo que sobrevive en el norte francés, muy utilizado a nivel oral, a menudo mezclado con el francés.

 

Por supuesto, hay muchas otras muchas películas que pueden serte de gran utilidad para mejorar tu francés, sólo tienes que investigar un poquito en la red para descubrirlas. Lo importante es que te apetezca verlas y se adapten a tus gustos, ya que así estarás más predispuesto a aprender con ellas.


¡Y eso es todo! ¿Y tú? ¿Has visto alguna de estas películas? ¿Recomiendas alguna otra?  ¡Compártelo en los comentarios!

Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!

El misterioso uso de “allez”

ALLEZ LA FRANCE!! OK

 

Hoy vamos a hablar de “allez”, una de las palabras más misteriosas para los estudiantes de francés. Y es que, ¿por qué “allez” y no “va”? , ¿por qué “allez-y” o “allez la France”? ¡No tiene sentido! No te preocupes, vamos a intentar explicarlo para que puedas añadir “allez” a tu vocabulario francés.

1. Los usos básicos de “allez”.

“Allez” en su uso más básico es la segunda persona del plural del presente simple del verbo “aller” (vous allez, vosotros vais) como por ejemplo en vous allez à Paris tous les mois (vosotros vais a Paris todos los meses), o vous allez manger tous vos légumes (os vais a comer todas las verduras) utilizando el futuro próximo (aller + infinitivo) o también en comment allez-vous?, (¿cómo está usted?), la formula de saludo que nosotros no traduciríamos con el verbo ir, sino con estar.

2. “Allez” solamente.

En este uso, “allez” es una interjección, una palabra invariable que expresa una emoción como en ¡uf!, ¡ah!, ¡oh!, ¡ay!. Allez en este sentido significa ¡venga! ¡vamos! usándolo con el significado de “por favor…” o “ánimo!”.

Como ya hemos dicho, es invariable, así que puedes decir “allez les bleus!” (¡vamos azules! para animar al equipo de Francia en el mundial), pero también “allez Jean!“(¡vamos Jean!), y NUNCA “va, Jean!” para animar, aunque sea singular. Ten en cuenta que “vas-y, Jean” y “va, Jean” existen, pero no con el mismo sentido, sino en el sentido de “ve, Jean” (ve, es tu turno, te toca) y no para animar o para pedir algo.

3. Otros usos de “allez”.

Allez como interjección se utiliza mucho en francés. Como ya hemos explicado, se puede utilizar para pedir algo o para animar, pero también se puede usar como herramienta motivacional, o para hacer una sugerencia: allez, on se lève et on va courir!  (venga, ¡nos levantamos y empezamos a correr!) , allez, tout le monde tape dans les mains! (vamos, ¡que todo el mundo haga palmas!). También puede ser amenazador: allez, tu la bouges, ta bagnole! (Venga, ¡mueve tu coche!). Allez también puede usarse para intentar convencer a alguien:

– Non, je ne veux plus de gâteau.
– Oh, allez….
– Bon, d’accord….

(- No, no quiero más pastel.
– Oh, venga…
– Bueno, vale…)

También se puede utilizar para indicar el deseo de finalizar una conversación: allez, on se voit demain, (bueno, nos vemos mañana).

 

 


¡Y eso es todo! ¿Y tú? ¿Sabías como usar “allez” en francés? Allez, es tu turno, cuéntanos alguna anécdota en la que oíste o usaste “allez” en Francia.

Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!


 

10 libros para aprender francés

reading-925589_960_720

Francia posee una larga tradición cultural y, especialmente, literaria. Por eso es una pena que a la hora de intentar aprender una lengua se recurra solamente a libros de texto, gramática y largas listas de vocabulario. Aunque estos libros son también necesarios para llegar a dominar una lengua, ¿no sería más divertido salir de la rutina y lanzarse a la lectura de una buena novela?

En Habla Francés pensamos que sí. Además, al igual que las películas y las canciones, creemos que los libros se disfrutan más si se leen en el idioma original. Aquí te presentamos, clasificadas por niveles de lengua, algunas obras clásicas de escritores franceses que seguro que te encantarán y que harán de tu aprendizaje del francés una tarea más amena y divertida.

 

NIVEL PRINCIPIANTE

  • Las fábulas de La Fontaine (Les Fables de La Fontaine): Esta obra adaptada ofrece un recopilatorio de cuentos cortos protagonizados por animales que transmiten valiosas enseñanzas, fáciles de comprender. Al ser relatos breves y con un vocabulario fácil, también permiten una lectura entretenida sin cansarse.
  • Los cómics de Asterix (Astérix): Sí, los cómics también son libros y también se leen. Si te apetece una lectura más ligera te recomendamos esta lectura, ya que contiene elementos cómicos para lectores de distintas edades.
  • Los cómics de Las aventuras de Tintín (Les Aventures de Tintin et Milou): Al igual que con Asterix, los cómics del belga Hergé también pueden ser una buena idea si lo que quieres es una lectura ligera.
  • El principito (Le Petit Prince): Este clásico de la literatura universal es un relato de Saint-Exupéry que ensalza el valor de la amistad, el heroísmo y la responsabilidad. Aunque muchos lo consideran un libro infantil por el estilo de la escritura, cuenta con profundas observaciones sobre la vida y la naturaleza humanas. Un libro más que recomendado.

 

NIVEL INTERMEDIO

  • La vuelta al mundo en ochenta días (Le Tour du monde en quatre-vingts jours): Uno de los clásicos de Julio Verne con el que recorremos todo el mundo, acompañando a Phileas Fogg en su viaje de 80 días. Es una novela extensa, pero no te cansarás de leerla.
  • Los tres mosqueteros (Les Trois Mousquetaires): “Uno para todos, todos para uno”. Una novela de espadachines, intrigas palaciegas, aventuras, amistad y heroísmo. Esta obra de Dumas es muy recomendada, aunque eso sí, también larga.
  • El conde de Montecristo (Le Comte de Monte-Cristo): También de Alexandre Dumas. Una historia de justicia y venganza, piedad y perdón, que transcurre en Francia, Italia y varias islas del Mediterráneo. Otra obra imprescindible, y un relato perfecto para aprender a dominar el francés.

NIVEL AVANZADO

  • Los miserables (Les Misérables). Si te gustó la película y el musical, no te puedes perder esta novela que trata los aspectos más profundos de la Revolución Francesa, el imperio napoleónico y la restauración monárquica. Para lectores intrépidos y a los que les guste la historia que no tengan miedo de las novelas extensas.
  • Cyrano de Bergerac. Inspirado en la vida del escritor y filósofo gascón del siglo XVII del mismo nombre, este drama heroico en verso de Edmond Rostand ha sido llevado al cine en multitud de ocasiones (la versión más conocida es la de Gérard Depardieu). Una obra que te hará parar la lectura en más de una ocasión para reflexionar, al mismo tiempo que adquieres un mayor dominio sobre la lengua francesa.
  • En busca del tiempo perdido (À la recherche du temps perdu) Esta novela de Marcel Proust ha sido calificada como el mejor libro de la literatura francesa y una de las obras cumbres de la literatura universal. En esta obra se tratan los recuerdos y vínculos del narrador a través de una serie de acontecimientos (seguro que os suena la famosa magdalena de Proust).

 


¡Y eso es todo! ¿Has leído alguno de estos libros? ¿Te han ayudado con tu aprendizaje? ¿Conoces otros libros en francés que recomendarías? ¡Compártelo en los comentarios!

Y ya sabes, anímate y….¡Habla francés!